Neil Harbisson
Cyborg - Artista
Neil Harbisson, un artista cyborg británico que nació viendo en blanco y negro y ha logrado desarrollar un aparato implantado en su cuerpo que convierte los colores en sonidos, dice que en el futuro todo el mundo contará con equipos electrónicos dentro del organismo.

Desde 2004 Neil Harbisson lleva en su cabeza una antena que le permite oír las frecuencias del espectro de luz incluyendo colores invisibles como infrarrojos y ultravioletas que transforman los colores en frecuencias audibles. Por su condición, Neil solo puede ver el mundo en blanco y negro, por lo que se vio obligado a extender sus sentidos a través de la implantación de un “ojo cibernético”.

Es la primera persona reconocida como cíborg (cyborg) por un gobierno y pionero en llevar un dispositivo como tal. Un cíborg (cyborg) es esencialmente un sistema hombre- máquina en el cual los mecanismos de control de la porción humana son modificados externamente por dispositivos de regulación para que el ser pueda vivir en un entorno diferente al normal.

En 2010 Neil Harbisson fundó la Fundación Cyborg, una organización sin fines de lucro creada por los activistas y artistas cyborg y que funciona como una plataforma para la investigación, creación y promoción de proyectos relacionados con la extensión y la creación de nuevos sentidos y percepciones mediante la aplicación de tecnología al cuerpo humano.

Su misión es ayudar a los humanos a convertirse en cyborgs, promover el uso de la cibernética como parte del cuerpo humano y defender los derechos de los cyborg. Han donado antenas de cyborg a comunidades de personas ciegas y han enseñado color a niños ciegos para ayudarles a desarrollar el sentido del color.

El renacimiento de nuestras especies
Descripción de la charla: Harbisson tiene una antena implantada en su cráneo que le permite percibir colores que están fuera de la visión humana, como infrarrojos y ultravioletas. Esta charla explorará cómo tomar parte activa en nuestra propia evolución biológica ya no es una teoría, sino una opción. Convertirse en tecnología, en lugar de llevar o usar tecnología, abre la posibilidad de tener órganos y sentidos adicionales más allá de los que se limitan a nuestra especie. Al fusionarnos con la tecnología, podemos convertirnos en los diseñadores de nuestro propio cuerpo y percepción; y podemos aumentar nuestras posibilidades de supervivencia en la tierra y en el espacio exterior.

¿Estamos presenciando el renacimiento de nuestra especie?
Neil afirma que en el futuro todos tendremos tecnología incorporada en el cuerpo sin embargo la sociedad aún no está preparada para ver a seres humanos con tecnología como parte de su anatomía. “Incorporar tecnología no nos deshumaniza, debemos ver la tecnología como creación humana y eso nos hace más humanos”, dice Neil en cada oportunidad que tiene de presentarse.